El Postorgasmic Illness Syndrome ha llegado a España.